Sigue Igual y Seguirás Pobre

Albert Einstein dijo que “Locura es hacer una y otra vez la misma cosa esperando resultados diferentes” y la verdad es que todos los días converso con personas que se sorprenden del hecho de que no ganan lo suficiente, sin poder darse cuenta de por qué les está sucediendo

Algunos de los que me consultan solo tienen estudios secundarios, pero muchos tienen títulos universitarios, pero siguen sin saber que ninguna Universidad nos enseña como volvernos más ricos

Hay quienes creen que deben tomar cursos de especialización para poder así descubrir nuevos negocios, sin llegar a darse cuenta de que son sus creencias limitantes las que les impiden descubrir las cientos de oportunidades que les rodean cada día

Y por supuesto que las escuelas solo producen alumnos que no tienen ni siquiera las habilidades básicas para sobrevivir y prosperar, aunque se hayan sacado muy buenas calificaciones aprendiendo lecciones de memoria

En realidad nuestro sistema de enseñanza es tan deficitario que la mayoría de quienes cursan estudios universitarios se transforman en mendigos con diploma, que dependen de que alguien los contrate para poder subsistir

La inmensa mayoría de la población del planeta simplemente hace las cosas lo mejor que puede, pero el volverse rico no se trata de buena voluntad, sino de tener o no tener la programación mental adecuada.

Cuando mis nietos vienen a visitarme me doy cuenta de que son seres felices, pues cuentan con personas adultas que se encargan de su sustento, y que el obedecer a los más grandes, les da un sentido de aprobación y seguridad, que está muy bien para un niño, pero que resulta nefasto para un adulto.

En general la gente lucha mes a mes para subsistir y nunca encuentra la forma de ganar más

Y entonces uno podría preguntarse ¿Si no saben qué es lo que necesitan modificar en su mente para poder ganar más de lo que ganan ahora, por qué no recurren a alguien que se los enseñe?

Porque el seguir haciendo lo que siempre han hecho, les permite mantenerse dentro de su zona de confort. Un lugar en el cual no ganan cuanto quisieran, pero que es el lugar que conocen, y donde siempre han estado y quieren seguir estando.

Ser más rico no depende de cuantos títulos hayas acumulado en tu vida, sino que es una cuestión de mentalidad. O tienes mente de pobre o tienes mente de rico, y ninguna escuela o universidad te puede ayudar a cambiar eso, ya que para poder lograrlo, es necesario cambiar la forma en que piensas dentro de tu mente inconsciente.

Yo puedo ayudarte. Y me gustaría mucho poder hacerlo. Escríbeme y cuéntame tu problema a: doctorbonomi@gmail.com

Con mis mejores deseos
Dr. Roberto A. Bonomi

Como Aumentar Su Fe En La Riqueza

Como Aumentar Su Fe En La Riqueza

NADIE ESTÁ «CONDENADO» A LA MALA SUERTE
A partir de esta afirmación, usted comprenderá que el subconsciente traducirá. en su equivalente físico un
impulso de pensamiento de naturaleza negativa o destructiva con tanta facilidad como actuaría con
pensamientos de naturaleza positiva o constructiva. Esto explica el extraño fenómeno que millones de
personas experimentan, denominado «infortunio» o «mala suerte».
Hay millones de personas que se creen «condenadas» a la pobreza y al fracaso, por culpa de alguna fuerza
extraña que creen no poder controlar. Ellos son los creadores de su propio «infortunio», a causa de esta
creencia negativa, que su subconsciente adopta y traduce en su equivalente físico.
Este es un momento apropiado para sugerirle de nuevo que usted puede beneficiarse, transmitiendo a su
subconsciente cualquier deseo que quiera traducir en su equivalente físico o monetario, en un estado de
esperanza o convicción de que la transmutación tendrá lugar. Su convicción, o su fe, es el elemento que
determina la acción de su subconsciente. No hay nada que le impida «embaucar» a su subconsciente al darle
instrucciones a través de la autosugestión, tal como yo «engañé» al subconsciente de mi hijo.
Para llevar a cabo este «engaño» de manera más realista, cuando se dirija a su subconsciente, compórtese
tal como lo haría si ya estuviera en posesión del objeto material que está pidiendo.
Su subconsciente traducirá en su equivalente físico, por el medio más práctico y directo, cualquier orden que
se le dé en un estado de convicción o de fe en que la orden se llevará a cabo.
Sin duda, se ha dicho bastante para señalar un punto de partida desde el cual uno puede, mediante la
experimentación y la práctica, adquirir la capacidad de mezclar la fe con cualquier orden que se le dé al
subconsciente. La perfección surgirá a través de la Práctica. No puede aparecer por el mero hecho de leer las
instrucciones.
Es esencial para usted que estimule sus emociones positivas como fuerzas dominantes de su mente, y quite
importancia y elimínelas emociones negativas.
Una mente dominada por emociones positivas se convierte en una morada favorable para el estado mental
conocido como fe. Una mente así dominada puede, voluntariamente, darle al subconsciente instrucciones que
éste aceptará y ejecutará de inmediato.
LA FE ES UN ESTADO MENTAL QUE SE PUEDE INDUCIR MEDIANTE LA AUTOSUGESTIÓN
Durante todas las épocas, las religiones han exhortado a la humanidad en conflicto a «tener fe» en este o
aquel dogma o credo, pero no han logrado explicar a las multitudes cómo tener fe. No han afirmado que «la fe
es un estado mental que se puede inducir mediante la autosugestión».
En un lenguaje que cualquier ser humano normal podrá entender, describiremos todo lo que se sabe sobre el
principio mediante el cual la fe puede aparecer donde ya no existe.
Tenga fe en usted; fe en el infinito.
Antes de empezar, debería recordar que: ¡La fe es el «elixir eterno» que da vida, poder y acción al impulso
del pensamiento!
Merece la pena leer el enunciado anterior una segunda vez, y una tercera, y una cuarta. ¡Merece la pena
leerlo en voz alta!
¡La fe es el punto inicial de toda acumulación de riquezas!
¡La fe es la base de todos los «milagros» y de todos los misterios que no se pueden analizar con los
parámetros de la ciencia!
¡La fe es el único antídoto conocido contra el fracaso!
¡La fe es el elemento, el «componente químico» que, combinado con la plegaria, nos proporciona comunicación
directa con la Inteligencia Infinita!
¡La fe es el elemento que transforma la vibración ordinaria del pensamiento, creada por la mente finita del
hombre, en su equivalente espiritual!
20
¡La fe es el único agente a través del cual el hombre puede dominar la fuerza de la Inteligencia Infinita, y
usarla!